Gualeguay:Mes de Sensibilización sobre el cáncer de mama

Provinciales 11 de octubre de 2019 Por
mes_rosa_web1_1

La Administración Sanitaria Municipal (Secretaría de Desarrollo Humano) junto al Hospital “San Antonio” (Servicio Social y de Oncología) invitan a la Jornada por el “Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer de mama”, a celebrarse el sábado 19 de octubre.
Esta jornada se desarrollará desde las 15:00 hs, en el Parque “Intendente Quintana”; habrá una caminata, mateada, sorteos, y un stand informativo para aquellos que se acerquen; se los invita, además, a llevar algo de color rosa.

Adhiere a esta LELCEC.

Control Anual Ginecológico

En el marco del “Mes de Sensibilización sobre el cáncer de mama”, se invita también a realizarse el Control Anual Ginecológico; en caso de no tener cobertura médica, se pueden acercar a la Administración Sanitaria, donde se podrá realizar el Control Anual Ginecológico (PAP, Ecografía y Mamografía) de forma gratuita, de lunes a viernes de 7:00 a 13:00 hs.

Solicitar turnos al teléfono 03444- 423210, o en la dirección de Presidente Irigoyen y Alfredo Palacios.

 “El Cáncer de Mama se puede prevenir”: Recomendaciones

¿Qué es el cáncer de mama?

El cáncer de mama es una enfermedad que causa el crecimiento descontrolado de las células del tejido mamario, que eventualmente lleva a la formación de un nódulo o tumor. La mayoría de los nódulos son de características benignas, no crecen en forma descontrolada y no ponen en riesgo la vida.

La mayoría de los tumores malignos de mama son de carácter invasor o infiltrante. Estos cánceres comienzan en los conductos o los lóbulos, pero atraviesan la pared ductal o glandular e invaden el tejido circundante.

La seriedad y el pronóstico de la enfermedad, se encuentran fuertemente influenciadas por la extensión de la misma al momento del diagnóstico.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Los factores de riesgo conocidos como ser edad, historia familiar, edad al primer embarazo llevado a término, edad al inicio de la menstruación, menopausia tardía y mayor densidad mamaria, no son fácilmente modificables. Otros, sin embargo, como: la obesidad (especialmente luego de la menopausia), alcoholismo, la utilización de tratamientos hormonales de reemplazo en la menopausia, el sedentarismo, sí lo son, y son sobre estos factores sobre los cuales uno debe actuar para una mejor prevención.

A pesar del hecho de ser mujer, la edad constituye el factor de riesgo más importante. Menos del 1% de los cánceres mamarios ocurre en mujeres menores de 25 años. Luego de los 30 años hay un marcado incremento de la incidencia. Excepto por una pequeña meseta entre los 45 y 50 años, la incidencia aumenta en forma constante con la edad.

El 20% de las mujeres que desarrollan cáncer de mama, tienen una historia familiar de la enfermedad. Aproximadamente un 5 a 10% de todos los cánceres de mama tienen una base hereditaria, es decir vinculable a la genética.

Las hormonas reproductoras, responsables entre otras funciones, de la regulación del ciclo menstrual, juegan un papel importante en el riesgo de desarrollo de cáncer de mama, mediante su capacidad de estimular la proliferación y el crecimiento celular. Situaciones como el inicio de la menstruación (menarca) antes de los 12 años, la menopausia tardía (después de los 55 años), el primer embarazo llevado a término luego de los 30 años, llevan a una exposición más prolongada del cuerpo a dichas hormonas, aumentando así el riesgo de desarrollar cáncer.

La lactancia demostró disminuir el riesgo de cáncer de mama, siendo mayor el beneficio cuanto más largo sea el período de lactancia.

 Los estadíos tempranos del cáncer mamario no suelen presentar sintomatología; por eso la importancia de realizar controles periódicos. Cuando el cáncer creció a un tamaño tal que se puede palpar, el síntoma más común es precisamente ése: un nódulo que se palpa y no duele.

Otros síntomas menos frecuentes son: dolor mamario (mastalgia), sensación de pesadez, cambios en la forma y/o el tamaño de la mama (enrojecimiento, retracción de la piel), secreción por el pezón, retracción o inversión del pezón.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico precoz de cáncer de mama se sostiene sobre dos importantes pilares:

–El diagnóstico por imágenes.

–El examen clínico.

La mamografía demostró ser el procedimiento más efectivo en la detección temprana del cáncer de mama, permitiendo diagnosticar el 80-90% de los cánceres en la mujer joven, años antes de que aparezcan síntomas. Esto se traduce en un mayor éxito en el tratamiento.

Si bien la gran mayoría de las mujeres en el momento del screening mamario no tienen cáncer, un 5-10% tienen una mamografía anormal o no evaluable, por lo que se requieren otros estudios imagenológicos que complementen a la mamografía. Entran aquí en juego la ecografía mamaria y, en menor medida, la resonancia nuclear magnética. 

La Administración Sanitaria Municipal -Asistencia Pública- recomienda: hacerse una mamografía anual a partir de los 40 años, no existiendo una edad tope a partir de la cual se discontinúe el control mamográfico.

El examen mamario consiste en inspeccionar la mama en busca de alteraciones en la piel (enrojecimiento, engrosamiento, piel de naranja, etc.), la forma, el tamaño y la simetría, así como de palpar las mamas y las axilas, para identificar la presencia de nódulos, su forma, textura y localización. 

Diario Estación Carbo

Medio de Comunicación Digital de Enrique Carbo

Boletín de noticias