Diseño sustentable y trabajo para la inclusión de personas en situación de vulnerabilidad

Nacionales 11 de octubre de 2019 Por
Desde hace cinco años la marca de diseño "Biótico" realiza sus productos con materiales reciclados por personas que buscan insertarse en el mercado laboral.

La diseñadora argentina Jesica Pullo fundó en 2014 un emprendimiento textil sustentable denominado “Biótico” donde el diseño, el arte y la moda buscan revalorizar los desechos urbanos y textiles como materia prima.

 

En diálogo con Télam, Pullo comentó cuáles fueron los motivos que la llevaron a iniciar ese proyecto: “Tuve la necesidad de generar algo positivo que alentara a crear una sociedad más solidaria con las personas que lo necesitan y con el ambiente, desde una mirada más artística; entonces comencé a experimentar con toda clase de desechospara luego realizar prendas con descartes urbanos y textiles. Posteriormente me acerqué a ONG's para transmitirles las técnicas textiles que había desarrollado y, tiempo después, fundé la marca”.

En la actualidad, "Biótico" tiene dos líneas de productos: una, los que están hechos a partir de residuos urbanos como el sachet de leche o el packaging de snacks, y otra fabricada con descartes textiles de diseñadores de la ciudad de Buenos Aires.

Una de las premisas de la marca es capacitar y emplear poblaciones vulnerables para la producción de textiles reciclados con el objetivo de empoderarlos con habilidades y conocimientos útiles para que puedan llevar a cabo sus propios emprendimientos sustentables.

 

Desde 2016, Pullo trabaja en colaboración con el emprendimiento productivo que lleva adelante la Asociación Laboral para Adultos con Discapacidad (www.alpad.org.ar), dedicada a producir el textil reciclado a base del sachet de leche que lo reciclan en forma de tiras o paños.

En el mismo espacio interactúan todas las tareas, como la recolección, la limpieza, el corte y el tejido. Los integrantes de ALPAD se agrupan según lo que la directora y psicóloga de la institución Maria Rosa Pieras sugiere, teniendo en cuenta las capacidades de cada persona.Así mismo se busca que todos los integrantes puedan aprender todas las fases de la producción.

Este año “Biótico” también se acercó al centro de integración Frida -que forma parte de Proyecto 7, que aglutina a personas en situación de calle- para que fueran parte del emprendimiento.

La diseñadora Pullo expresó a Télam que espera recuperar y reciclar 20.000 sachets. Finalmente, hizo una reflexión sobre el consumo que hacemos día a día: “Antes de comprar una prenda, accesorio o aprovechar una oferta, es aconsejable que nos informemos de dónde viene la tela, quién confeccionó esa prenda y en qué condiciones se hizo".Para mayor información, ingresar a: mundoetico.com.ar/tiendas/biotico/

Diario Estación Carbo

Medio de Comunicación Digital de Enrique Carbo

Boletín de noticias